¿Adelgaza el subir escaleras?

subir escaleras beneficios

La mayoría de nosotros intentamos evitar subir escaleras, pero usarlas puede ser una gran parte de nuestra rutina para perder peso, mejorar nuestra forma física y fortalecer ciertas partes de nuestro cuerpo, como son las piernas, barriga y nalgas. Es un gran ejercicio que podemos hacer en muchos momentos a lo largo del día, sobre todo para aquellos que quieren quitarse algunos kilos de encima. De todos modos, incluso los gimnasios tienen máquinas que simulan el subir escaleras, y esto no es casualidad.

Estas máquinas que simulan escaleras son una de las piezas en el gimnasio más populares en todo el mundo. Si se utilizan apropiadamente, nos puede dar impresionante ejercicio físico que se puede combinar con otras máquinas del sitio. Sin embargo y como muchas otras cosas en la vida, no hay substitutos para el ejercicio real y las escaleras es una de ellas. Subir escaleras y combinarlo con otros ejercicios es bueno por las siguientes razones:

  • Es totalmente gratuito y accesible en cualquier sitio.
  • Se aprovecha de la gravedad, y cuando más pesemos, más duramente tendremos que trabajar y más calorías quemaremos.
  • Es un ejercicio relativamente duro que aumenta con rapidez nuestro ritmo cardíaco, lo cual mejora nuestro sistema cardiovascular.
  • Fortalece al mismo tiempo muchas partes de nuestro cuerpo.
  • Es una manera eficiente de quemar muchas calorías y sobre todo para aquellos que tienen poco tiempo para entrenar.
  • Se puede mezclar fácilmente con otro tipo de ejercicios, como andar, correr, levantar pesas, etc.
  • Lo puede hacer prácticamente todo el mundo, independientemente del nivel de entrenamiento que se tenga.
  • No tiene impacto ni fuerza a las rodillas.

subir escaleras calorias

La parte más difícil de empezar a subir escaleras para ponernos en forma es normalmente encontrar las escaleras adecuadas. Puede que estás pensando en las de tu casa, las cuales no se suelen usar por el ascensor. Ese puede ser un buen comienzo, pero te sorprendería la cantidad de escaleras que nos rodean y que no usamos. Si vivimos en un piso alto con ascensor, empieza poco a poco. Por ejemplo, si vives en un décimo, no subas el primer día los diez pisos. Sube hasta el tercero o cuarto y coge el ascensor. Luego hasta el sexto y así sucesivamente.

Como se ha dicho, hay muy buenas oportunidades de subir escaleras y nos encontramos con ellas casi todos los días. Algunos ejemplos son el metro, centros comerciales, estaciones de tren, puentes que pasan sobre la autopista, aparcamientos, etc. Como podemos ver, tenemos muchas ocasiones en ejercitarnos con este simple ejercicio. Hay que olvidarse un poco de los ascensores y las escaleras mecánicas.

Sacar el máximo partido de subir escaleras

Como en cualquier forma de ejercicio, es importante empezar lentamente e ir subiendo de ritmo, y lo mismo pasar con el ejercicio del que hablamos. Cuando se empieza, nos podemos encontrar sin aliento al segundo o tercer tramo de escaleras, y puede incluso que notemos que nos “queman” los músculos. Para que todo vaya bien, debemos empezar subiendo dos o tres tramos de escalera y luego andar un poco en el mismo sitio antes de seguir subiendo tramos. Luego repetir lo mismo para coger aliento y seguir subiendo si nos vemos con fuerzas. Se puede hacer esto la primera o segunda semana.

En las siguientes semanas, podemos empezar a añadir tramos de escalera (o pisos) e ir probando como nos van funcionando las fuerzas. Finalmente nos veremos capaces de subir grandes tramos de escaleras sin apenas cansarnos. Cuando esto ocurra, podemos intentar intensificarlo un poco subiendo el ritmo y velocidad. Al final será como si se estuviera haciendo footing pero subiendo escaleras.

Como en todo, hay que tomar ciertas precauciones en cuestión de seguridad. Antes de ponernos a subir escaleras sin más, debemos calentar los músculos. Se debe empezar de forma lenta y luego coger el ritmo al que estamos habituados. No debemos precipitarnos en nuestros ejercicios, ya que podemos tropezarnos y caernos. Hay que hacerlo todo con buen ritmo pero con tranquilidad.

Opina

*